.

Famoso economista culpa a "cosplayers" de la pésima situación financiera mundial


De los años 90 hasta la actualidad se ha visto cómo los jóvenes adultos que otrora ingresaban al mercado laboral, hacían carrera en varias empresas y se casaban y tenían hijos ya parecen ser cosa del pasado. Los "adultescentes" –término creado en 2003 por el libro que comenzó a hablar de la tendencia, "Rejuvenile" de Christopher Noxon– no solo no han dejado el nido paterno. También tienen pocas oportunidades laborales y si las tienen les pagan en una manera ínfima. Y en muchos casos, invierten en estilo de vida y hobbies antes que en el futuro.
Básicamente eso es lo que propone el reputado economista James Pethotoukis en su artículo para "The Week", pero desde la economía: culpa a los "cosplayers" (personas que hacen de la caracterización de personajes del manga, ánime, cómic y cultura pop un estilo de vida) de que la economía estadounidense vaya mal.
Aduce a que el problema ha sido una constante en Japón en los últimos 20 años, ya que en este país el mercado laboral juvenil y cita a Masahiro Yamada, sociólogo, quien afirmó que "las dos décadas perdidas en la economía del país nipón han coincidido con un aumento importante de gente que ha escapado al mundo de los videojuegos, animación y disfraces. Si son pobres no importa, se sienten como héroes", afirmó.
De igual forma, Pethotoukis relaciona el hecho de invertir ingresos y producir ingresos en el mundo cosplay como una forma de "declive" económico: "Esto es una cosa muy mala para la economía japonesa, pero en Estados Unidos también sucede lo mismo. Muchos de los 13 mil asistentes de la Cómic Con de San Diego invierten mucho dinero en sus trajes y la tendencia va en aumento. Y quienes escapan así sugiere un problema con nuestra realidad", sostiene.
Afirma que el crecimiento de Estados Unidos ha sido apenas de un 1% anual desde 2006 y este no ha mejorado las perspectivas laborales de los jóvenes estadounidenses, ya que el 11.4% de ellos, entre las edades de 20 a 24 años están sin trabajo y el resto gana menos. "Ya que esto representa una desilusión para encontrar trabajo, pues qué mejor que vestirse como el 'Doctor Who'", remata.
Asimismo, compara la situación familiar de estos jóvenes, a quienes los señala en un grupo donde aún viven con sus padres y están bien educados pero sus carreras "están en un punto muerto", donde solo hay 'baristas y bartenders con licenciatura, justo lo que sus madres siempre soñaron para ellos". De igual forma los etiqueta como grandes usuarios de redes sociales y más concentrados en sus intereses que en grandes puestos de trabajo.
Ya ha recibido críticas por sus comparaciones y por criticar la cultura del cosplay. ¿Qué piensan ustedes de su artículo ?

1 comentarios:

Click here for comentarios
18 de septiembre de 2015, 13:21 ×

Mi veredicto es muerte por hereje!

Congrats bro Luciano Mendez you got PERTAMAX...! hehehehe...
Reply
avatar